Ventajas de escuchar música en el trabajo

¿Trabajás muchas horas por día y ya no sabés qué hacer para estar más relajado? Afortunadamente, existe una solución mucho más sencilla y económica que salir de vacaciones, tomarse un año sabático o ganarse la lotería.

¿De qué estamos hablando? Pues sencillamente de la música. Está comprobado que oír canciones mientras trabajamos es muy beneficioso para nuestra salud y también para nuestra productividad como empleados.

Es por este motivo que cada vez más empresas eligen contactarse con Publios para brindarles a sus empleados regalos empresariales relacionados con el mundo musical, como por ejemplo auriculares o parlantes con bluetooth.

Beneficios de escuchar música mientras trabajamos

Si creés que trabajás mejor en silencio o tenés un compañero muy molesto que no te permite emitir ni un solo sonido, subí el volumen de tu computadora, colocá un reproductor de audio y comentale las ventajas de la música en los entornos laborales:

-Mejora la concentración

Al igual que sucede con los ruidos blancos a la hora de dormir, escuchar melodías mientras se llevan a cabo tareas, ayuda a disminuir las distracciones externas.

De esta forma, aumenta el nivel de concentración en las labores, ya sea que se traten de acciones simples y repetitivas o encargos complejos que requieren un alto nivel de precisión y prolijidad.

-Fomenta la relajación

Existen ambientes de trabajo muy exigidos o en los cuales reinan el mal humor y los malos tratos. La música puede ser la herramienta para tranquilizar a las personas y ayudarlas a canalizar los sentimientos negativos que experimentan por estas condiciones.

Como consecuencia, reducen el estrés y mejoran su estado de ánimo, ya que las piezas musicales son un pequeño descanso frente a las situaciones diarias por las que deben atravesar.

-Incrementa la creatividad

La música es una gran aliada a la hora de buscar inspiración. En los empleos en los que se requiere creatividad o motivación para obtener buenas ideas, puede ser la solución frente a bloqueos creativos.

-Aumenta el sentido de pertenencia

Cuando un grupo de trabajo elige en conjunto una opción musical o acuerdan cómo harán la selección de temas para que nadie se quede sin escuchar la música que le agrada, se genera una sensación de bienestar y pertenencia.

Además, se crean momentos compartidos que luego formarán parte de recuerdos en común que se asociarán a determinadas melodías. 

-Incrementa la productividad

Para ser más productivos, los humanos necesitamos incentivos. No somos máquinas que con un mero clic aquí podemos aumentar nuestro ritmo de trabajo o realizar tareas de manera ininterrumpida.

Tal como mencionamos anteriormente, colocar música en los ambientes laborales ayuda a disminuir las distracciones, aumentar la concentración y mejorar el estado de ánimo de las personas. Cuando todos estos factores confluyen, los empleados aumentan naturalmente su productividad sin sentirse agobiados ni presionados por cumplir con expectativas exigentes.

Por otro lado, en términos fisiológicos, la música estimula el ritmo cardiaco y la presión arterial, facilitando la producción y liberación de adrenalina. Al sentirse con más energía, los trabajadores podrán ejecutar sus tareas de manera más rápida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *